22 agosto 2013

Y tú... ¿por qué lees?

Siempre nos gustaría leer más. O, al menos, leer algo.
Porque cualquier profesional que quiera estar al día, tiene deseos de leer, para aprender y cultivarse. Y de leer libros de verdad: largos, bien armados, de esos que hacen pensar.
Deseos que con frecuencia se quedan en nada, porque, como decía Daniel Pennac, "La vida es un obstáculo permanente para la lectura", que nos roba el tiempo que querríamos dedicar a los libros.
Por eso, si de verdad quieres leer, te recomiendo que no busques tiempo, sino que busques excusas: coartadas, razones, motivos... que hagan irremediable la lectura. ¿Quieres de verdad leer? No busques tiempo, busca una excusa. Aquí te ofrezco algunas, de parte de nuestros bloggers:

  1. Prepara una clase, que te obligue a sacar ideas de un buen libro. 
  2. Comprométete a dar una conferencia, para la que tendrás que acudir en ayuda de una buena lectura. 
  3. Colabora en algún blog o alguna revista, y fuérzate a escribir periódicamente alguna reseña
  4. Comparte libros con otros, para obligarte a leer antes de devolver y a comentar con otros lo que vas leyendo. 
  5. Introduce una sesión sobre "nuevos libros" en la vida de tu empresa, o un desayuno de libros, o un café para comentar novedades editoriales...
  6. Compra (con cuidado): tener un libro recién comprado, que espera ser leído, siempre ayuda a verse en la obligación de abrirlo; al menos, un poco. 
  7. Habla de los libros que quieres leer, para que los demás te pidan que les cuentes. 

Decía también Pennac, con un estilo más poético del que suele caracterizar a este blog, que "el tiempo para leer es siempre tiempo robado", y que "el problema no está en saber si tengo tiempo de leer o no (tiempo que además, nadie, nunca me dará), sino en si me regalo o no la dicha de ser lector". Para conseguirlo, ¿qué mejor que una buena excusa?



MÁS EN:
http://www.clublectores.com/colaboraciones/tiemporobado.htm