05 noviembre 2012

24 horas para Obama y Romney

Entramos en la últimas horas de la campaña y no se puede predecir quién ganará. Las encuestas sugieren un final muy apretado. Seguimos investigando pero la campaña suscita ya ideas sobre comunicación que queremos compartir:

1. Publicidad negativa. Demócratas y republicanos se centran en compararse con el rival y explotar sus errores e incoherencias. ¿Conseguirá este alud de "negatividad" animar a los indecisos? ¿Se trata de elegir un mal menor y por eso el miedo puede jugar un papel determinante? ¿De verdad lo negativo "galvaniza" a los partidarios? Seguramente, Obama ha sido el más perjudicado por estas actitudes (ver "Qué le pasa a Obama", 16 de octubre). La pasión, la esperanza y la energía de 2008 se han convertido en la comunicación negativa y el miedo de 2012. Quizá por eso Romney tiene opciones.

2. Inundación de mensajes. Las inversiones publicitarias se mueven en cifras mareantes, aún mayores que las de 2008. Los candidatos han gastado ya 406 millones de dólares sólo en Florida, Virginia y Ohio, según datos de Kantar Media. En la última semana de campaña han gastado 143 millones de dólares; a falta de cinco días para el final se superan los 968 millones de dólares de inversión. El tsunami de gasto suscita preguntas: ¿necesitamos campañas tan caras? El despilfarro parece anacrónico. ¿Por qué se mantiene? En estos últimos días la presión publicitaria en los "battlegrounds" se intensificará.

3. El valor de imprevistos e imponderables. En ciclos de noticias tan largos como las campañas electorales suceden cosas que tienen un impacto difícil de prever. Distintos acontecimientos pueden cambiar el signo de la contienda. En esta última semana habrá que estar atentos a imprevistos que pueden tener influencia en este clima de máxima igualdad entre los dos grandes partidos. Por ejemplo, aún no sabemos con precisión qué efectos electorales ha tenido el "huracán" Sandy. Por otra parte, los que quieren influir en el desarrollo de la campaña a nivel internacional o nacional tratarán de hacerlo en estas horas.

4. Los candidatos parecen dispuestos a decir lo que sea. El peso del "éxito" en la comunicación política es tal, que las campañas se convierten en un juego de suma cero en el que no importa tanto ofrecer soluciones como "derrotar al rival". Se impone una reflexión sobre este punto entre los medios, los políticos y los que se dedican a la comunicación política.

Quedan interrogantes por desvelar y seguro que aprenderemos más cosas. Por el momento, no hemos visto demasiados anuncios de interés. Compartimos uno que nos ha llamado la atención: es de Kristi Noem, una congresista de Dakota del Sur, que aparece en este spot con su abuela.




MÁS EN:
http://www.washingtonpost.com/wp-srv/special/politics/track-presidential-campaign-ads-2012/
http://firstread.nbcnews.com/_news/2012/11/01/14855780-ad-spending-closes-in-on-1-billion?lite
http://c4etrends.blogspot.com.es/2012/10/que-le-pasa-obama.html
http://adage.com/article/campaign-trail/6-600-political-ads-2012-standouts/237848/
http://www.adweek.com/news/advertising-branding/political-tv-ads-shatter-records-144746